Aprendiendo de Caballos

Yeguas mejoran reproducción con equilibrio establo-pastizal

un sistema de producción mixto

Yeguas mejoran reproducción con equilibrio establo-pastizal

Como los periodos de fertilidad de las yeguas se optimizan cuando reciben más horas de luz solar y mejores condiciones de comodidad durante la noche, un sistema de producción mixto entre pastoreo y estabulación (en establo) resultaría más eficiente.
 
A esta conclusión llegó Ronal Andrés Osorio, zootecnista de la Universidad Nacional de Colombia sede Palmira, quien comparó los ciclos estrales –de reproducción– de caballos criollos en tres sistemas de producción: pastoreo (en pastizales), estabulación y mixto. 
 
Según explica, estos ciclos pueden durar entre 25 y 30 días para las yeguas sometidas a estabulación permanente; entre 16 y 21 para las que son criadas en pastoreo, y entre 16 y 18 días en el sistema mixto.
 
“Cuando el ciclo estral se presenta con intervalos más cortos permite que las yeguas queden embarazadas más rápido. El tiempo en producciones pecuarias es vital, pues representa dinero. Mantener un caballo cuesta en promedio $500 mil al mes, inversión que el propietario tiene que recuperar comercializando las crías”, afirma el zootecnista.
 
Generalmente el objetivo de cada productor que establece un programa de reproducción de parto natural es obtener una cría por yegua al año, meta que requiere de trabajo en plazos muy ajustados si se tiene en cuenta que el periodo de gestación de los equinos es de 11 meses. 
 
Las diferencias entre los ciclos según cada sistema están relacionadas con el tiempo en el que los animales son expuestos a la luz solar. En estabulación, los equinos reciben en promedio una hora diaria de luz, mientras que en el pastoreo y en el sistema mixto los animales reciben entre 12 y 14 horas, explica. 
 
“La luz solar estimula la secreción de hormonas reproductivas, las cuales, a su vez, se activan en condiciones de oscuridad. Por ello es importante el equilibrio del sistema mixto, en el cual los animales reciben durante el día una buena cantidad de luz mientras permanecen en los pastizales, y en la noche se mantienen en la comodidad propia de los establos”, destaca el investigador.
 
Propuesta en los sistemas mixtos
 
Durante seis meses el investigador realizó chequeos diarios en los periodos de actividad hormonal de 40 yeguas, 20 de ellas alojadas la mayor parte del tiempo en establos y 20 que vivían en el sistema de pastoreo. Mediante palpación rectal y mediciones se observaban, entre otros factores, la consistencia y el tamaño de los folículos, que son acumulaciones de hormonas en los ovarios que se ven en forma de pequeñas protuberancias esféricas. 
 
“Los folículos van incrementando su tamaño con la actividad hormonal. Cuando alcanzan cerca de 30 mm de diámetro se puede concluir que la yegua ya está en periodo de celo”, explica.
 
Después de seis meses de comparar los tiempos de los ciclos reproductivos, el zootecnista decidió estudiar por otros seis meses, con otras 20 yeguas, si en un sistema mixto se podían superar los indicadores de pastoreo. “En Colombia los productores suelen guardar reserva en su método de crianza por temas de competencia y algunos optan por confinamientos en establo permanentes para sus animales. Pero nosotros encontramos en los sistemas mixtos una propuesta de rentabilidad y bienestar animal”, asegura.
 
En la investigación también se tuvo en cuenta la incidencia de enfermedades en cada sistema y la salud de los equinos en general. “Cuando se trabajó con estabulación se observaron con mayor frecuencia enfermedades metabólicas como la diarrea y los cólicos, que llegaban a ser mortales”, señala el investigador. 
 
Así mismo, cuando los equinos permanecían más tiempo en los establos se evidenciaron conductas como las mordidas a tubos y a la madera, producto del estrés, o la absorción de aire cuando los caballos “chupan” superficies, lo que altera su apetito.
 
En Colombia los caballos criollos se utilizan para actividades como competencias de paso fino. Una yegua puede costar cerca de $20 millones, cuando sus padres tienen características de interés destacadas.
 
Fuente: Agencia de Noticias UN

Fuente: Contexto Ganadero

También te puede interesar

Las constantes vitales de un caballo sano y cómo medirlas

Parásitos intestinales del caballo

El caballo nervioso: cómo ayudarle

Hemiplejia laríngea o más comunmente conocido como “cornage”