Aprendiendo de Caballos

El caballo nervioso: cómo ayudarle

Sales de paseo y tu caballo se asusta de todo

El caballo nervioso: cómo ayudarle

Sales de paseo y tu caballo se asusta de todo, entras a pista y es difícil de controlar, lo llevas de viaje y es un sufrimiento para él, entrena muy bien pero el día del concurso se bloquea. Sabes que tu caballo es nervioso y te lo transmite a ti. Inmediatamente él lo nota y se pone más nervioso. ¿Cómo romper este círculo?

Hablaremos de los distintos orígenes del nerviosismo en el caballo para que puedas establecer unas pautas adecuadas, mejorar su comportamiento y disminuir su estrés (y el tuyo).



Caballo nervioso por falta de ejercicio

El caballo lleva varios días en el box y cuando sale está nervioso, se porta mal, se asusta más de lo habitual, e incluso se ‘bota’. Es curioso que al cabo de un tiempo de trabajo ya no tiene ganas de ‘botarse’, se asusta menos y ya está centrado. A lo mejor no es nervioso, es que necesitaba desahogar.

Estamos ante un problema de comportamiento que se atribuye al temperamento del caballo, cuando en realidad es que no sale lo suficiente.

Para evitar sustos cuando el caballo lleve tiempo en el box, dale cuerda o déjalo en libertad hasta que se revuelque, dé unas patadas al aire y se relaje.

El pasar tiempo en el box también origina estrés por aburrimiento. Hay caballos que lo interiorizan y no parecen nerviosos, pero igualmente lo sufren.


Caballo con nerviosismo por miedo: desensibilización

El caballo es un animal que ha sobrevivido durante su evolución gracias al instinto de huida ante cualquier peligro. Este instinto permanece hoy en día.

Los potros aprenden de su madre, de modo que si su madre se asusta de los coches, el potro aprenderá a asustarse y si su madre no se asusta, él tampoco lo hará. Después del destete sigue su aprendizaje en la manada, actuando como el resto de los caballos.

De base, tienes que saber que los caballos son asustadizos y gracias a encontrase con un objeto repetidas veces, y ver que no tiene peligro, asimilarán que no les hará daño.

También funcionará que al encontrase con algo determinado reciba un premio, y ese “algo” negativo se vuelve positivo. De todos es conocido el miedo que los caballos tienen a las bolsas. Prueba a llevarle las zanahorias en una bolsa y hacer cada día un poco más de ruido con la bolsa. Verás que al poco tiempo ¡le encantará oír bolsas porque tal vez traigan zanahorias!

A este proceso de aprendizaje paulatino basado en una serie de trabajos repetitivos y progresivos, en el que un objeto que producía miedo deja de hacerlo, se le llama desensibilización.

El tipo de nerviosismo ligado al miedo desaparece con la desensibilización.


Caballo nervioso ligado a la nutrición: mi caballo está muy fuerte

Debes de revisar la dieta que le suministras y adecuarla al ejercicio que el caballo realiza habitualmente. Si tu caballo recibe una dieta con más energía de la que necesita (sobre todo si es rica en cereales) estará demasiado fuerte, será complicado de manejar y la monta será menos centrada.

Una pista sobre si tu caballo recibe una dieta demasiado alta en energía es vigilar su condición corporal, ya que suelen engordar. Te recomendamos conocer el peso ideal de tu caballo para que sepas a qué atenerte.

El abuso de dietas ricas en cereales puede dar problemas de salud y excitar demasiado a los caballos.

La falta de fibra, es uno de los principales motivos por el que tu caballo se puede poner más nervioso. Un caballo con una dieta alta en fibra estará más tranquilo y por otro lado evitarás las estereotipias típicas en los caballos como el tiro del oso, morder la madera, etc.



Mi caballo es nervioso por naturaleza: el caballo sensible

Ya has tenido en cuenta todos los pasos anteriores, pero tu caballo por su genética es nervioso; o tu caballo se pone nervioso en determinados momentos debido a la competición, viajes, cambio de ganadería, etc. , entonces puedes recurrir a suplementos alimenticios que actúan sobre sobre el sistema nervioso, gracias a su aporte de magnesio y triptófano, y tienen efecto calmante. La serotonina, conocida como hormona de la felicidad, es un neurotransmisor que se sintetiza a partir del triptófano.

Los caballos tan sensibles pueden llegar a bloquearse durante el trabajo y más todavía durante la competición. Simplemente, al encontrase más relajados, el bloqueo desaparece, y el caballo puede entrenar con normalidad.



Resumen de las causas más importantes del nerviosismo en el caballo y sus soluciones

Hace poco ejercicio ► Ejercicio regular durante toda la semana. Mejor un ejercicio ligero todos los días que un gran entrenamiento solo el fin de semana.

Miedo a todo► Acostumbrar (desensibilizar) poco a poco a los nuevos objetos o circunstancias. Mucha paciencia.

Está fuerte ► Dieta adecuada en fibra y energía con el ejercicio a realizar. Vigilar el estado corporal.

Es nervioso por naturaleza o hay determinadas circunstancias que lo ponen muy nervioso ► Suplementos (no nos referimos a medicamentos) calmantes, con elementos como triptófano y magnesio.

Fuente: http://blog.nutricionequina.com

También te puede interesar

Así Funcionan Tres Criaderos Que Cuidan a Los Equinos Del Ejército

La eficacia de aceites y pinturas para los cascos

Algunos Componente Anti-Inflamatorios De Los Suplementos

Hierro: Un Mineral Importante En Las Dietas